domingo, 17 de mayo de 2009

Pobreza


Se puede ser pobre en más de un sentido, hay quienes no poseen muchos bienes pero son ricos en amor y bondad, mientras que otros poseen todas las cosas que desean pero no conocen lo que significa “empatía” y se encuentran vacíos de felicidad. Viéndolo así, Chile es un país muy pobre, pero para combatir esta pobreza no se requieren recursos económicos; se necesitan perspectivas nuevas, eliminar los prejuicios relacionados a las clases sociales, revalorar nuestras raíces y amarlas, evitar la soberbia y los aires de superioridad. Si no seguiremos siendo parte de este círculo vicioso, donde se carece de las cosas realmente importantes y nos preocupamos de cosas sin un valor verdadero. Se puede partir con actos pequeños.

1 comentario:

Mikhail dijo...

Bonitas palabras, fea realidad.
No solo Chile, o Argentina, parece que el mundo entero está SUMERGIDO en su propia miseria...

Ultimamente, cuando escribo lo hago pendiente de ello...

No me cabe duda de que se pueden hacer cosas distintas...

Por cierto, ¿Te molesta que te haya agregado a mis blogs favoritos??

En fin, que tengas suerte
saludos