viernes, 17 de abril de 2009

Preguntas


Buscando corazones y viendo caras, ¿Cuál es el problema, el punto de vista o los prejuicios?.
¿Dónde está el error, en no saber buscar o en no querer realmente ver más allá?.
¿Intentar ser diferentes al resto o buscar igualarse a los que se consideran que son distintos? Ahora ¿Buscamos identidad o sólo distinguirnos del resto?.
¿Mantener las esperanzas o vivir esperando? y ¿Dónde radica la diferencia o la igualdad?.
¿Qué tipo de expresión es más potente, la música o la escritura? ¿Depende de la persona tal vez, o se entremezclan hasta límites difusos?.
¿Soñar o actuar?; ¿Llorar o reír?; ¿Moral o ética? y ¿En cuál de éstas la "igualdad" es realmente IGUALDAD?
¿Expresar o saber escuchar?; ¿Vivir las cosas en el momento en las que ocurren o postergarlas hasta tener las fuerzas suficientes para enfrentarlas?.
¿Autosuficiencia o dependencia?, ¿Hasta que extremo cada una?

Tengo muchas preguntas más, algunas formuladas y olvidadas inmediatamente, otras respondidas y algunas iremediablemente sin respusta (al menos no respuestas que me dejen satisfecha o en las cuales crea). Intenté plantear algunas que se me vinieron a la mente en este momento y otras que me había formulado con anterioridad, las puse con la mayor imparcialidad que me es posible pero inevitablemente el hecho de plantearlas y de la manera en que lo hice ya las hace poco objetivas. Quizás alguien pueda responderme algunas o quizás responderse a sí mismo...

4 comentarios:

Conito dijo...

Lamentablemente no todo tiene una respuesta
yo todavia no entiendo como los numeros definiran mi futuro, no entiendo porqe hay tanta falta de conciencia para no pensar ni en plantas ni animales , y si hablamos de igualdad no entiendo porqe los hospitales publicos no son de calidad qe la simpatia de las enfermeras depende de la plata y qe como aguantamos un transporte publico donde ganarse un metro cuadrado es suerte
algo tenemos qe cambiar en este mundo
de eso es lo unico qe estoy segura
seguuire buscando mi mision

Mikhail dijo...

Creo que a veces la mejor respuesta a una pregunta, es otra pregunta que nos deje reflexionando, buscando ALGO en particular.

Es muy difícil encontrar una respuesta certera, y quedarnos con ella como la única e irrefutable. Pero a veces es mejor, simplemente, intentar ser alegres (o felices), aunque no podamos saberlo todo... y no arriesgar nuestras vidas quedándonos pendientes de ESAS preguntas, citándolas una y otra vez, sufriendo por la ignorancia de no poder contestarlas.

Y aunque respondiéramos a esas preguntas, aparecerían otras... y luego otras... y así.

Gracias por comentar en mi blog, el simple hecho de que alguien se interese y me escriba algo, me encanta.

Fernando dijo...

Sinceramente, creo que este comentario va a ser el mas "vacio" de todos los que se escribirán, pero si lo escribo, es por algo, quizás sea el hecho de gastar en alguna actividad el tiempo en vez de usarlo en algo relacionado con el colegio, quizás sea el hecho de hacerle un "regalo de cumpleaños" a tu blog. o quizás sea porque en verdad quiero escribir y dejar mi huella en algo tan tuyo como son tus pensamientos. Si así fuera, voy a ponerme feliz si no lo borras, porque significa que mis palabras quedarán plasmadas en algún sitio de tu corazón y, por lo tanto, no olvidarás que estoy aquí siempre para ti.
En caso contrario, no pasará nada, total, el mundo sigue girando querámoslo o no.
Pd: Me gusta leer tu blog, porque es como una ventana hacia tu interioridad, y además uno generalmente queda pensando sobre lo que dices y eso es bueno.
Pd2: No se si habré dicho "algo" en todo lo que acabo se escribir, pero por lo menos sé que la palabra en sí ya está inlcuida :)

Karen dijo...

Una afirmación difusa, pero a fin de cuentas personal:

Mientras que tengas una pregunta siempre tienes una respuesta. Sea con signos de admiración, exclamación o simplimente con monosílabos, carente de signos...carente de razonamientos entrelazados, sólo una respuesta. Y al final, en la vida de cada uno...la respuesta que más le acomode al personaje principal, siendo por personaje principal el dueño de su historia y de su vida.

A veces se buscan respuestas a mil preguntas... y aunque contestaras las mil preguntas, quizás no quedas satisfecho, ya que no necesitas la respuesta;sólo necesitabas formular la pregunta. Para ti o para otros, sólo formularla y seguirla como una filosofía, como una tesis o teoría. Una meta: contestarla. Y cuando llegas a ella, sigues cuesta arriba, porque quizás la meta no era llegar a la que estaba en tu cabeza si no que seguir hacía arriba. No tomando tu "meta principal" como un obstáculo, sólo como un requisito o un detalle.Y es por esto que aparecen más y más preguntas después de una respuesta: Más metas después de una ya cumplida.


Al final nunca es tan igual como lo queremos o como debería de ser. Y como todas las cosas, tiene su lado positivo y su lado negativo. Depende de la "pregunta" que te formules.
De alguna manera u otra "INJUSTICIA" y "BATALLA" van de la mano, no como sinónimos o antónimos, quizás como causa-consecuencia o acción-reacción. Puedes decir "Injusticia" y quedarte con que lo es, como puedes decir "Batalla" y decir tácitamente "Injusticia".He ahí la diferencia cuando se hacen las cosas.

Una de las preguntas (hablando como la palabra lo dice: "pregunta") más concretamente a la que las personas se ciegan es Si realmente vale la pena saber la respuesta o...si realmente quieren la respuesta.O más aún, si es mejor contestarla.


Aunque no lo creas, está ordenandamente revuelto pero tú entiendes y si no, igual lo haces.

Respuesta: la opción que más le acomode a tu persona.

Mi respuesta: ¿Cómo QUIERO, cómo debo, cómo tienen, Cómo no quiero, cómo no debo, cómo no tienen que ser las cosas a mi criterio y al del resto?

Sólo por escribir "Mi respuesta" sé que escribí algo. Defínelo o más bien...pregúntatelo.